Unción de los enfermos

El sacramento de la curación:

Canon  998 La unción de los enfermos, mediante la cual la Iglesia encomienda a los fieles gravemente enfermos al Señor sufriente y glorificado para que los alivie y salve, se confiere ungiéndolos con aceite y pronunciando las palabras prescritas en los libros litúrgicos.

Para solicitar una visita del sacerdote a los enfermos, comuníquese con la Oficina Parroquial: 847-455-1100

Unción  de los enfermos:

773-899-6471

(en situación de emergencia)